© 2015 by "Ready and Watching".

Lo que la Biblia dice son los signos del fin de la era

1 de enero de 2017 I Jesús

 

""Cuando Jesús estaba sentado en el Monte de los Olivos, los discípulos se acercaron a él en privado:" Cuéntanos ", dijeron," ¿cuándo pasará esto, y, cuál será el signo de tu venida y del fin de los siglos? ". En ese tiempo muchos se apartarán de la fe y se traicionarán y se odiarán ... A causa del aumento de la maldad, el amor de la mayoría se enfriará, pero el que permanece firme hasta el fin será protegido....

 

"Porque en los días previos al diluvio la gente comía y bebía, casándose y dando en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no sabían nada de lo que pasaría hasta que llegara el diluvio y se los llevaron a todos. Como será en la venida del Hijo del Hombre ... Por tanto, velen, porque no saben en qué día vendrá vuestro Señor, sino que entiendan esto: si el dueño de la casa hubiera sabido a qué hora de la noche El ladrón venía, habría vigilado y no habría dejado que su casa fuera quebrantada. Así que también debes estar preparado, porque el Hijo del Hombre vendrá en una hora en que no lo esperes ".

Mateo 24: 3-44

 

 

"... en los últimos días vendrán tiempos difíciles. Agente estara llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impios.” 

 

“…Insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y mas amigos del placer que de Dios….”

 

Aparentaran ser piadosos, pero su conducta desmentira el poder de su piedad. !Con esa gente ni te metas!…

Asi son los que van de casa en casa cautivando a mujeres débiles cargadas de pecados, que se dejan llevar de toda clase de pasiones. Ellas siempre están aprendiendo, pero nunca logran conocer la verdad… son personas de mente depravada reprobadas en la fe… 

 

 Tu, en cambio, has seguido paso a paso mis enseñanzas, mi manea de vivir, mi propósito, mi fe, mi paciencia, mi amor, mi constancia, mis persecuciones y mis sufrimientos. Estas enterado de lo que sufrí… y de las persecuciones que soporte. Y de todas ellas me libro el Señor. Asi mismo serán perseguidos todos los que quieran llevar una vida piadosa en Cristo Jesus mientras que esos malvados embaucadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. Pero tu permanecerás firmen en lo que has aprendido y de lo cual estas convencido, pues sabes de quien lo aprendiste. Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesus. Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enceran, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios este enteramente capacitado para toda buena obra. “"2 Timoteo 3: 1-17 

 

Porque entonces habrá gran angustia, sin igual desde el principio del mundo hasta ahora, y nunca más será igualada. Si esos días no hubieran sido acortados, nadie sobreviviría, pero por el bien de los elegidos esos días serán acortados

 

“En aquel tiempo muchos se apartarán de la fe; unos a otros se traicionarán y se odiarán; y surgirá un gran número de falsos profetas que engañarán a muchos. Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará,  pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.

 

La venida del Hijo del hombre será como en tiempos de Noé.  Porque en los días antes del diluvio comían, bebían y se casaban y daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca;  y no supieron nada de lo que sucedería hasta que llegó el diluvio y se los llevó a todos. Así será en la venida del Hijo del hombre. Estarán dos hombres en el campo: uno será llevado y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo: una será llevada y la otra será dejada.

 

 Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor. 43 Pero entiendan esto: Si un dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, se mantendría despierto para no dejarlo forzar la entrada.  Por eso también ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.

 

¿Quién es entonces el siervo fiel y prudente, a quien el amo ha puesto a cargo de los siervos de su casa para darles su alimento en el momento oportuno? Será bueno para ese siervo cuyo amo lo encuentra haciendo cuando regresa. En verdad os digo que lo pondrá a cargo de todos sus bienes. Pero supongamos que ese siervo es malo y se dice a sí mismo: "Mi señor se está quedando lejos mucho tiempo", y entonces él comienza a golpear a sus compañeros de servicio y comer y beber con los borrachos. El maestro de ese siervo vendrá en un día en que no lo espera y en una hora no es consciente de él. "-Mateo 24: 10-14, 21-22, 37-50

 

El reino de los cielos será entonces como diez jóvenes solteras que tomaron sus lámparas y salieron a recibir al novio.  Cinco de ellas eran insensatas y cinco prudentes.  Las insensatas llevaron sus lámparas, pero no se abastecieron de aceite. En cambio, las prudentes llevaron vasijas de aceite junto con sus lámparas.  Y, como el novio tardaba en llegar, a todas les dio sueño y se durmieron.  A medianoche se oyó un grito: “¡Ahí viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!” Entonces todas las jóvenes se despertaron y se pusieron a preparar sus lámparas.

 

Las insensatas dijeron a las prudentes: “Dennos un poco de su aceite porque nuestras lámparas se están apagando”.  “No —respondieron estas—, porque así no va a alcanzar ni para nosotras ni para ustedes. Es mejor que vayan a los que venden aceite, y compren para ustedes mismas”. Pero mientras iban a comprar el aceite llegó el novio, y las jóvenes que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas. Y se cerró la puerta. Después llegaron también las otras. “¡Señor! ¡Señor! —suplicaban—. ¡Ábrenos la puerta!”  “¡No, no las conozco!”, respondió él.

»Por tanto —agregó Jesús—, manténganse despiertos porque no saben ni el día ni la hora.

- Mateo 25: 1-13

 

Él les contestó: «Al atardecer, ustedes dicen que hará buen tiempo porque el cielo está rojizo,  y por la mañana, que habrá tempestad porque el cielo está nublado y amenazante. Ustedes saben discernir el aspecto del cielo, pero no las señales de los tiempos.. "- Mateo 16: 2-3

 

 

¡Estén alerta! ¡Vigilen![a] Porque ustedes no saben cuándo llegará ese momento ... Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben cuándo volverá el dueño de la casa, si al atardecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga de repente y los encuentre dormidos.  Lo que les digo a ustedes, se lo digo a todos: ¡Manténganse despiertos!» Marcos 13: 33,35-37

 

La Biblia nos dice: No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.- Romanos 12: 2

 

 

LOS RELOJES ADVIERTEN A LA GENTE

 

Hijo de hombre, habla con tu pueblo y dile: “Cuando yo envío la guerra a algún país, y la gente de ese país escoge a un hombre y lo pone por centinela, si este ve acercarse al ejército enemigo, toca la trompeta para advertir al pueblo.  Entonces, si alguien escucha la trompeta, pero no se da por advertido, y llega la espada y lo mata, él mismo será el culpable de su propia muerte.  Como escuchó el sonido de la trompeta, pero no le hizo caso, será responsable de su propia muerte, pues si hubiera estado atento se habría salvado.

 

”Ahora bien, si el centinela ve que se acerca el enemigo y no toca la trompeta para prevenir al pueblo, y viene la espada y mata a alguien, esa persona perecerá por su maldad, pero al centinela yo le pediré cuentas de esa muerte”- Ezequiel 33: 2-6

 

“En verdad, nada hace el Señor omnipotente sin antes revelar sus designios a sus siervos los profetas.. “- Amós 3: 7

 

"Hijo mío, conserva el buen juicio; no pierdas de vista la discreción. Te serán fuente de vida,

te adornarán como un collar. Podrás recorrer tranquilo tu camino, y tus pies no tropezarán.

Al acostarte, no tendrás temor alguno; te acostarás y dormirás tranquilo. No temerás ningún desastre repentino, ni la desgracia que sobreviene a los impíos.

Porque el Señor estará siempre a tu lado y te librará de caer en la trampa."- Proverbios 3: 21-26